La transformación urbana

Ámbito de actuación

La operación Sant Andreu – la Sagrera forma parte de un conjunto de actuaciones de renovación urbana previstas en el levante de Barcelona, con la voluntad de extender la centralidad de la ciudad hacia el nordeste. Buen ejemplo de ello son, la construcción de la Villa Olímpica, la urbanización del frente del litoral, la prolongación de la Diagonal, la reforma del área de Glorias y la remodelación del Poblenou con el Distrito 22 @.

La construcción de la línea de alta velocidad y de la nueva estación de la Sagrera, suponen la oportunidad de renovar y recuperar zonas industriales obsoletas, grandes superficies dedicadas al ferrocarril e infraestructuras destinadas a la energía y el saneamiento que habían quedado aisladas.

Una nueva ciudad

En esta actuación se cubrirán 38 hectáreas de superficie ferroviaria, el cubrimiento más grande de Europa. Esto supone, por un lado, integrar los barrios hasta ahora separados por las vías: una frontera de 3,7 kilómetros, situada entre la calle de Espronceda y el Nudo de la Trinidad; y por otro, una gran transformación urbanística de 164 hectáreas alrededor de este gran corredor central de infraestructuras.

Se podrán construir 1,7 millones de metros cuadrados de techo. Algunos sectores ya se han ejecutado en parte y quedan pendientes de ejecutar 1,25 millones de m² dónde aparecerán 812.000 m² de techo residencial, que atraerán 24.000 nuevos vecinos, 55.500 m² de hotelero, es decir, unas 800 habitaciones y 380.000 m² de oficinas y comercios que pueden significar 30.000 nuevos puestos de trabajo, 44 ha de nuevos viales, 48 ha de nuevos parques urbanos y 20 ha para ubicar nuevos equipamientos.

Nuevas actividades, nuevos vecinos

La estación de la Sagrera impulsará una profunda transformación urbana de carácter principalmente residencial. El 40% del nuevo parque de viviendas será de carácter protegido.

Su máxima accesibilidad en torno a la que será la estación central de Barcelona, supondrá un nuevo modelo de crecimiento económico, con la aparición de nuevas zonas verdes, urbanización de nuevas calles y carriles de bici, más equipamientos, viviendas, comercios, hoteles y oficinas para disfrutar, vivir y trabajar.

Su proximidad al parque urbano más grande de Barcelona y a los nuevos equipamientos públicos previstos harán de este proyecto una referencia de la Barcelona de los próximos años.

Un gran parque central

La creación de un gran parque de casi 4 km de largo y más de 40 hectáreas de superficie sobre la gran plataforma que cubrirá las infraestructuras ferroviarias y de transporte, obedece a una voluntad que va más allá de coser urbanísticamente los barrios.

A escala territorial, quiere ser un referente geográfico y cultural que irá del mar hasta los Pirineo. A escala de la ciudad, dibujará una Diagonal verde que unirá el verde metropolitano con el centro de la ciudad. Y a escala vecinal, generará unos polos de atracción que complementarán los cascos urbanos de su entorno hoy inconexas.

El proyecto da mucha importancia a la vegetación, con la plantación de más de 10.000 árboles que combina con superficies arbustivas, de prado y pavimentos poco absorbentes. Otro elemento estrella es el agua, vinculada al recuerdo del “Rec Comtal”. El centro neurálgico se dibuja alrededor de la “Font Major”, en la confluencia de la rambla de Prim y la rambla Onze de Setembre.

Con su construcción, 180.000 personas estarán a menos de 10 minutos a pie de este gran parque y el distrito de Sant Andreu doblará la superficie de zona verde actual.

La sostenibilidad social del parque queda garantizada en el cuidado con el que se unen los barrios a ambos lados mediante una serie de caminos transversales, la instalación de ambientes y usos colectivos – juegos infantiles, fuentes, espacios para fiestas o encuentros populares – y la participación por parte de los vecinos, en la gestación del proyecto y en el uso que se haga.

transformacio1Ca2

COBERTURES

EL_PARC

planol parc

Modificación del Pla General Metropolitano

La herramienta para el desarrollo del ámbito de actuación es la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) de Sant Andreu – la Sagrera, aprobada el 19 de mayo de 2004 por la Subcomisión de Urbanismo de Barcelona.

Los principales objetivos de la MPGM son:

• La mejora de las conexiones con la Región Metropolitana de Barcelona y la intervención urbanística alrededor de este corredor de infraestructuras de Alta Velocidad y de transporte público.

• La creación de la estación intermodal de la Sagrera y de un ámbito de centralidad urbana gracias a la edificación asociada a la estación de viajeros con oficinas, comercios y hoteles.

• El cubrimiento de las vías, para integrar los barrios y resolver el impacto ambiental que suponía la red ferroviaria a cielo abierto.

• La creación de un corredor verde desde el Nudo de la Trinidad hasta la calle de Espronceda, religando los espacios verdes existentes o proyectados de la Maquinista, Sant Martí, Prim, etc.

• La construcción de viviendas, equipamientos, oficinas, comercios y hoteles, que debe permitir una mayor cohesión social y más oportunidades para los ciudadanos y ciudadanas.

El resumen de los usos del suelo es:

transformació urbana

Total suelo de transformación 1.634.685 m²
Suelo para zonas verdes (31%) 498.675 m²
Suelo para equipamentos (12%) 201.627 m²
Suelo para vialidad (26%) 425.651 m²
Total Techo 1.658.401 m²
Techo ejecutado (24%) 401.513 m²
Techo pendiente (76%) 1.256.888 m²
Total Vivienda 12.971 viviendas
Vivienda ejecutado (28% protección) 2.867 viviendas
Vivienda pendiente (47% protección) 10.104 viviendas



CONTACTAR | AVISO LEGAL