Papel estratégico

La implantación de grandes ejes de comunicación es esencial para cohesionar el territorio e impulsar el dinamismo económico. En este contexto, Barcelona es un nodo principal de la red europea de Alta Velocidad ferroviaria, cofinanciada por la Unión Europea. Desde febrero de 2008 funciona el servicio de Barcelona en Madrid, con final provisional a la estación de Sants, en sólo 2 horas y 30 minutos. El 8 de enero de 2013, se inauguraba el tramo de la línea Barcelona-Sants hasta Figueres y el 15 de diciembre del mismo año, los servicios directos en París y Lyon.

El servicio regional de altas prestaciones que une Barcelona con Lleida, Tarragona, Girona y Figueres, revolucionará el concepto metropolitano de Barcelona. Los tiempos de viaje se reducen, se multiplican los trenes disponibles y se reducen también los precios para ir al sur de Francia y la Costa Azul. Ahora con tiempo de viaje inferiores,- Barcelona con Tarragona en 31 minutos, Girona en 38 minutos, Lleida, en menos de una hora, Perpiñán en 1 hora y 19 minutos- podemos hacer viajes de negocios, de recreo, de compras y desde casa al trabajo o en los centros de estudios de forma rápida y eficaz.

Conectadas las dos redes de alta velocidad más grandes de Europa gracias a la alianza estratégica de las empresas ferroviarias Renfe y SNF. Desde diciembre de 2013 es posible conectar 17 ciudades de España y Francia sin transbordo ni cambio de ancho de vía. Barcelona-Toulouse, en 3 horas con parada a Carcassone. Barcelona-París, en 6 horas y 25 minutos, Madrid-Marsella, en 7 horas, y Barcelona-Lyon, en menos de 5 horas. En este contexto, Barcelona quiere a reafirmarse como plataforma internacional de actividad económica y contribuir a crear un mapa de regiones europeas interconectadas.

ESPAÑA-FRANCIA



CONTACTAR | AVISO LEGAL